martes, 30 de diciembre de 2014

LA NUEVA PANADERÍA: LA FALACIA DE LAS TOSTADAS CON MUY BUENOS PROPOSITOS

Hoy salgo del metro con una única idea en la cabeza , hoy será mi ultima crítica del año, que responsabilidad.  ¿Será posible que antes de acabar el año pueda encontrar la mejor tostada con tomate? Vamos a ello. Hoy elijo una cafeteria-panaderia (confieso que ya he estado alguna vez, hoy debo confesar que he ido a muchos bares….) cerca de mi trabajo, La Nueva Panadería  (calle cuenca, 113, Valencia).



Entro y son alrededor de las 8.44, ¿tostadas con tomate pueden ser, por favor? Si claro, me responde la camarera con una sonrisa brillante. Es una camarera muy dicharachera y simpática eso siempre se agradece. Veo los periódicos ( dos generalistas) que están sobre la barra pero hoy no los quiero, es la última crítica del año y como buen profesional de las tostadas con tomate quiero centrar todos los esfuerzos en la crítica ( un día creo que debería hacer un post del proceso para hacer una buena crítica, que es algo mas complejo de lo que podáis pensar).


Me siento en una mesita, si si mesita porque son pequeñas, cumpliendo mi regla de oro, vigila la puerta, nunca se sabe donde aparecerá Jason para rebanar tu pescuezo (alguna amiga mía dice que soy un maniático, solo previsor amiga solo previsor…). En la Nueva Panadería ( el nombre no es que se lo hayan currado demasiado, creo pero no es seguro que es una franquicia) las mesas están como apiñadas todas en un lateral unas demasiado cerca de las otras ( el espacio manda). Y sin televisor. Lo que me llama poderosamente la atención es que es un local completamente acristalado, te ven desde fuera. Eso no me gusta, ¿donde queda la intimidad?. Jamás desayuno en las terrazas y aquí dentro te sientes tan expuesto como en la terraza. Para rizar el rizo ( para que desde fuera parezca el local mas amplio) la pared esta llena de espejos del techo al suelo. Estoy en una mesa que hace como un chaflán y veo reflejados cinco o seis yos. Eso si dudo que alguna vez desayunase en mejor compañía ( disculpas públicas a todas aquellas personas con las que alguna vez desayune, humilde que es uno). En el local hay gente, otras dos minimesas ocupadas y la barra con tres personas.

Mi café aparece a las 8,45, ¡que velocidad!. Antes de que se vaya la simpática camarera le pido mi sacarina (no, aquí tampoco tenían sacarina en el plato del café). La verdad es que no había ni sacarina ni azúcar no me había puesto nada, se ve que la camarera no quería endulzarme la mañana. El café tiene crema, espumita, incluso no se si es obsesión o vuelvo a ver un corazón dibujado. Eso si, este café esta amargo como él solo (tengo otra amiga que dice que solo viendo las fotos ya sabe si el café esta bueno o no, eso si que es un superpoder ríete tú de superwoman). ¡ Cuanto tardan las tostadas, así se me va a enfriar el café!. Para entretenerme observo su gran vitrina, es lo bueno de las cafeterías-panaderías la gran variedad en desayunos que tienes, que si napolitanas, todo tipo de croissants ( curasanes de toda la vida), susus,  donuts, todo tipo de galletas, ¡ dios que hambre, quiero mis tostadas ya!.







A las 8,50 aparecen las tostadas ( no solas sino que las trae la camarera).Demasiado tiempo de espera entre el café y las tostadas, es mucho mejor servirlas a la vez. Las tostadas de la Nuevapanaderia se presentan sobre un plato blanco, sin más. Ya vienen con su tomate untado. Las veo pequeñas para mi cuerpo tan grande. Son de pan de pueblo. Y el tomate es escaso no cubre toda la tostada, es insuficiente.
  

¡UN MOMENTO, UN MOMENTO! ¡PAREN LA CRÍTICA! ¿Pero que ven mis ojos? las servilletas tienen mensaje positivos (claro por eso tiene la camarera ese carácter tan positivo). “ piensa, sueña , atrévete, , cree, desconecta”. Así da gusto desayunar, te levanta el ánimo, también es verdad que si en lugar de servilletas fuesen billetes de 50 euros me sentiría mucho mas animado. En la Nuevapanaderia reina el positivismo. 



Sigamos ( disculpar el momento Boris ). Sabía que este día llegaría, me sirven junto a las tostadas un sobrecito de aceite y un sobrecito de sal. De la sal no diré nada ya sabéis que no existe en el mercado nada idóneo para echar la sal a las tostadas. Pero lo del aceite es aún mas imperdonable, ¿ quién fue la mente nítida que se le ocurrió meter aceite en sobres?. No vio que no era el recipiente adecuado, que no viertes la cantidad a tu gusto. Además, esa es otra, los sobres no son abre fácil se corre un grave riesgo de mancha por el maldito sobre ( y los que me conocen sabe que odio mancharme). Tengo miedo. Con todo el cuidado del mundo acabo abriendo el sobre ( manipulándolo como si fuese nitroglicerina). Ufff no me manche.  Nada más dar el primer bocado a la tostada lo descubro, no es tomate natural, no es tomate tomate, dios me va a dar algo, pero que ¿tostadas de plastilina son estas? .Es tomate fabricado de eso que viene en lata en el “juanroiglandia”. Maaaaaaaaaaal!!!! Pero qué cuesta rallar un tomate, si eso se tarda nada minuto y medio, o al menos, ralla cierta cantidad al abrir la cafetería y déjalo preparado, pero esto no. Estos son tostadas de pseudotomate. El pan esta bueno, realmente bueno, crujiente, de esos que suenan al morder, pero claro eso no vale de nada se nota demasiado el falso sabor fabricado del tomate. El aceite no tiene mal sabor pero le falta cuerpo, le falta intensidad.


Después de tanto espasmo culinario miro el reloj, son las 9.15. Antes de irme vuelvo a mirar las servilletas no vaya a ser que haya una que diga no trabajes lo cual también deberé de cumplir ( lo que dice la servilleta va a misa). Por desgracia no lo pone así que decido irme de aquella cafetería que ha profanado el concepto de tostada con tomate. Me acerco a la barra. ¿ te cobras, por favor? 1, 80. Evidentemente es mas barato que en otros sitios pero obviamente lo que ofrecen es de una calidad muy inferior. Hasta luego, pasa buen día. Hay que ver que simpática es la camarera y que sonrisa tiene ( lo llamaré el efecto servilleta).

Salgo por la puerta un tanto decepcionado, no esperaba acabar el año con estas tostadas de cartón piedra. Aún no he averiguado donde hacen las mejores tostadas con tomate. Seguro que este año que entra logramos conseguirlo. Recuerdo la servilleta, decía sueña , cree, y eso hago creo que al final encontrare las tan ansiadas mejores tostadas con tomate.



VALORACION:


Calidad: 4,25

   Tomate: 0

   Pan: 9

   Café: 4

   Aceite: 4


Cantidad: 5

Trato cliente: 10

Rapidez: 7

Calidad/Precio: 7


Total: 6,65

2 comentarios:

  1. Bar Las Torres. Calle borrull con guillem de castro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quiero entender que esto es una propuesta...

      Eliminar